Guillén, Nicolás

NACIDO: 1902, Camagüey, Cuba

FALLECIDO: 1989, La Habana, Cuba

NACIONALIDAD: CUBANA

GÉNERO: Poesía, no ficción

OBRAS PRINCIPALES:
Motivos de Son (1930)
Songoro Cosongo (1931)
West Indies Ltd. (1934)
La Paloma del Vuelo Popular (1958)
Tengo (1964)

Visión general

Nicolás Guillén fue un importante poeta latinoamericano del siglo XX. Fue uno de los primeros escritores en afirmar y celebrar la experiencia del cubano negro (o afrocubano), comenzando con sus célebres y controvertidos Motivos del Hijo (1930). Guillén relató la turbulenta historia de su tierra natal desde una perspectiva marxista, abordando lo que percibió como las injusticias del imperialismo, el capitalismo y el racismo. Llegó a ser considerado como el poeta nacional de Cuba, y fue reconocido como tal por el líder de la nación, Fidel Castro, en 1961. Su trabajo como ensayista y periodista también le valió elogios.

Obras en Contexto Biográfico e Histórico

Inicios políticos Nicolás Cristóbal Guillén nació en Camagüey, Cuba, el 10 de julio de 1902, solo siete semanas después de que Cuba lograra su independencia de España. Era el mayor de seis hijos; sus padres eran de ascendencia mixta africana y española. Su padre, editor de periódico, senador y líder del Partido Liberal, fue asesinado por soldados en 1917 durante un conflicto electoral entre liberales y conservadores. Esta pérdida afectó profundamente la perspectiva política y la escritura creativa de Guillén.

El Hijo Cubano Guillén comenzó a escribir poemas en 1916, y su obra apareció por primera vez impresa tres años después. La impresión, que había aprendido como pasatiempo de su padre, se convirtió en el medio por el que mantenía a su familia necesitada. Su educación secundaria tuvo que realizarse por la noche. En 1920, dejó las provincias para estudiar en la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana. Poco después, una necesidad financiera apremiante lo obligó a regresar a Camagüey y a su trabajo de imprenta. Se convirtió en periodista y editor del diario El Camagueyano, fundó una revista literaria y participó en las instituciones culturales de la ciudad.En 1926 Guillén decidió aceptar de nuevo el reto de la capital, donde, gracias a un amigo de su difunto padre, consiguió un trabajo como mecanógrafo en el Ministerio del Interior. Comenzó a escribir poesía de nuevo en 1927, y fue invitado a contribuir a un suplemento de periódico que destacaba los logros culturales de la población negra de Cuba. Esta escritura se convirtió en su primera colección importante, Motivos del Hijo (1930).

El son cubano, un sensual ritmo de baile afrocubano, inspiró a Guillén a abrir una ventana literaria a la realidad de la presencia negra en Cuba. Simuló ritmos africanos en sus versos, y usó dialectos negros y patrones de habla. Estas fueron desviaciones de su estilo poético anterior y de las tradiciones europeas que trataban a los negros como un Otro exótico. El hijo se convirtió en un vehículo para transmitir la indignación de los negros pobres de La Habana y su lucha contra la opresión y la injusticia, que se conectó con las rebeliones de esclavos y la búsqueda de la independencia nacional de la generación anterior.Profundizando la Conciencia Social Guillén amplió su enfoque en su próxima publicación, Songoro Cosongo (1931). En este volumen enfatizó la importancia de la cultura mulata en la historia de Cuba, esforzándose por reflejar la verdadera historia y composición racial de Cuba. El título es un ejemplo de las frases sin sentido que Guillén utiliza para convertir su poesía en ritmos sincopados que reflejan la música de la gente. Songoro Cosongo ganó a su autor una reputación mundial; muchos lo llaman su obra maestra.

Después de la caída del gobierno corrupto encabezado por Gerardo Machado en 1933 y la creciente presencia de Estados Unidos en Cuba, la poesía de Guillén creció abiertamente militante. West Indies, Ltd. (1934), retrata en tonos amargamente satíricos la cruel y explotadora historia de la esclavitud, el colonialismo español y el imperialismo estadounidense en las Indias Occidentales. Los versos describen al Caribe como una fábrica explotada de manera rentable por naciones extranjeras. En 1936, bajo el nuevo régimen de Fulgencio Batista, Guillén fue arrestado y encarcelado brevemente con otros editores de la revista Mediodia.

Ahora miembro del Partido Comunista, el compromiso del poeta con el cambio social creció en 1937, cuando viajó a España para cubrir la guerra civil para Mediodia y participar en una conferencia internacional de escritores antifascistas. Antes de partir para Europa, escribió una larga elegía llamada España: Un poema en Cuatro Angustias y una esperanza (1937). En otro volumen de poesía publicado ese año, Canciones para Soldados y Sones para Turistas, Guillén satiriza mordazmente ambos tipos de invasión, por soldados y por turistas, que la sociedad cubana estaba soportando.

Exilio y Revolución Guillén pasó gran parte de las siguientes dos décadas en el extranjero, viajando por Europa y América Latina como conferenciante y periodista. Su primer volumen disponible en inglés, Cuba Libre (1948), fue traducido por su amigo, el icónico poeta estadounidense Langston Hughes. Después de que un levantamiento, liderado por Fidel Castro, fue suprimido en 1953, la dictadura de Batista le negó a Guillén el permiso para regresar a Cuba. Pasó varios años en un infeliz exilio en París. Escribió un volumen de poemas de protesta contra el régimen, La Paloma de la Huida Popular (1958), y una obra de Elegías (1958) de luto por la pérdida de amigos y víctimas de la represión política.

El triunfo de la revolución cubana a principios de 1959 trajo de inmediato a Guillén de vuelta a su tierra natal, donde abrazó con entusiasmo la causa. Allí su primera lectura pública, por invitación del Che Guevara, fue para los soldados rebeldes recientemente victoriosos. Guillén asumió rápidamente el papel de poeta laureado de la revolución. Ayudó a fundar la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y la dirigió durante más de veinticinco años. Su colección de versos de 1964, I Have, celebra alegremente la huida de Batista, la victoria cubana sobre la invasión respaldada por Estados Unidos en Bahía de Cochinos y la abolición de la discriminación racial y económica en la nación.

Entre las obras posteriores de Guillén, las más notables son El Gran Zoológico (1967), una visita poética a un zoológico metafórico que contiene algunos de los curiosos y hermosos fenómenos naturales, sociales y metafísicos del mundo; Prosa Apresurada, 1929-1972 (1972), una colección de tres volúmenes de su periodismo; y El Diario (1972), que combina arte narrativo, periodístico y poético en una parodia de la prensa cubana de tiempos pasados.

En 1981, Guillén obtuvo el más alto honor de Cuba, la Orden de José Martí. En sus últimos años, se convirtió en miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Murió en 1989 después de una larga enfermedad; el pueblo cubano lloró mientras su cuerpo yacía en estado en la Plaza de la Revolución de La Habana.

Obras en Contexto Literario

Guillén se refiere con frecuencia a las obras de otros poetas como fuentes de refuerzo y debate. Entre sus influencias se encuentran importantes poetas españoles y latinoamericanos del siglo XIX, como Gustavo Adolfo Becquer, Rubén Darío y el héroe del movimiento independentista cubano, José Martí. La confianza de Guillén en frases e imágenes» sin sentido » en sus primeros trabajos, y su uso ocasional de la forma de balada, muestran la influencia del aclamado poeta español Federico García Lorca.

Síntesis Afrocubana Nicolás Guillén se esforzó por capturar la realidad cotidiana y la complejidad social de Cuba. Combinando elementos europeos y africanos, Guillén desarrolló una poesía «mulata» o «mestiza», un molde poético caribeño que es musical y revolucionario. Su síntesis de formas métricas tradicionales españolas con ritmos afrocubanos y folclore captura de manera única el sabor cultural del Caribe hispanohablante, han señalado los críticos. También se le atribuyó la captura del dialecto genuino y los patrones de habla de los negros cubanos, que mezcló con palabras africanas onomatopéticas para crear un lenguaje único en el que el sonido reemplaza el significado semántico. Algunos poemas en Songoro Cosongo son pinturas abstractas de palabras, cuidadosamente elaboradas en rima, métrica y tono, pero sin otro significado que el ritmo y la sugerencia simbólica.

Amor e Indignación Los temas de protesta contra la injusticia social son una constante en la escritura de Guillén. En tonos melancólicos o cáusticamente satíricos, brilla una indignación pronunciada. Desde sus primeros trabajos, dio voz poética a las vidas de pobreza y patetismo detrás de la pintoresca fachada de los habitantes negros de los barrios marginales de La Habana. Invoca con frecuencia la memoria histórica de la esclavitud, que duró en Cuba más de tres siglos y medio. Sus poemas, y su no ficción, sitúan los temas de raza en el contexto del imperialismo económico que él veía como el drenaje de la sangre vital de Cuba. Guillén ilumina claramente la contradicción entre las duras circunstancias socioeconómicas y las aspiraciones universales de seguridad, solidaridad y amor.

CONTEMPORÁNEOS LITERARIOS E HISTÓRICOS

Los contemporáneos famosos de Guillén incluyen:

Jorge Luis Borges (1899-1986): escritor argentino cuyas obras fueron prohibidas en Cuba bajo Castro.

Langston Hughes (1902-1967): poeta estadounidense del Renacimiento de Harlem; amigo y traductor inglés de Guillén.

Alejo Carpentier (1904-1980): novelista cubano, teórico literario y estudioso de la música cubana.

Pablo Neruda (1904-1973): Poeta chileno y diplomático comunista ganador del Premio Nobel.Léopold Sédar Senghor (1906-2001): Poeta senegalés, creador de la teoría de la Negritud, y Presidente de Senegal de 1960 a 1980.

Fidel Castro (1926–): líder revolucionario cubano y jefe de Estado de 1959 a 2008.

Institución Nacional A dos décadas de su muerte, Guillén sigue siendo la figura literaria más célebre de Cuba. Junto con el poeta puertorriqueño Luis Pales Matos, fue el principal practicante de la poesía negra, que se convirtió en un género cultural influyente durante décadas. La crítica social directa en obras como West Indies Ltd. contribuyó a una tradición de arte político y literatura en Cuba que se remonta a Martí. Como portavoz poético de la revolución cubana, y líder de larga data de la unión de escritores, se convirtió en una institución venerable en su país de origen, e inspiró y ayudó a muchos en la generación más joven.

Obras en Contexto Crítico

Con sus Motivos de Hijo, Nicolás Guillén trajo una explosión de energía al mundo artístico de La Habana. «El revuelo que provocaron estos poemas», escribe la erudita literaria Vera Kutzinski, » sigue sin parangón en la historia literaria cubana: Si bien su recepción fue en gran medida entusiasta, algunos críticos también se sintieron perturbados por las implicaciones estéticas y sociales del uso literario del hijo de Guillén. Poemas como» Negro Bembon «(traducido por Langston Hughes como» Niño de labios gruesos») impulsaron a algunos lectores a acusar a Guillén de promover imágenes negativas de cubanos negros. Sin embargo, la originalidad y la musicalidad contagiosa de sus dos primeras publicaciones, especialmente Songoro Cosongo, le dieron una gran aclamación.

¿Negro o rojo? Con West Indies Ltd., el elemento de protesta en Guillén se profundizó y también se amplió de una dimensión racial a una social. Muchos comentaristas han distinguido entre sus primeras obras de poesía negra y los poemas que produjo después de convertirse al comunismo. Algunos críticos, a quienes Guillén, en su Prosa Apresurada, llamó «urgente y apresurada», han enfatizado lo que ellos llaman los aspectos afrocubanos-lúdicos, hipnóticos o folclóricos—de su poesía. Una lectura tan superficial puede dar poca importancia al enfoque sociopolítico y revolucionario de su obra. El propio Guillén rechazó el término «afrocubano», señalando que la nación cubana es de hecho «afrocubana».»

Los estudiosos contemporáneos han comenzado a centrarse en los elementos artísticos de su trabajo, su dominio de numerosos géneros poéticos y su compromiso de revelar la voz auténtica de su pueblo. Su aprecio por Guillén ha ido más allá de etiquetarlo como un poeta negro o un poeta político. Según Kutzinski, » los textos poéticos se dedican a forjar una tradición literaria a partir de los muchos elementos dispares que constituyen el paisaje cultural de esa región. Alfred Melon, en su contribución a Tres ensayos sobre Nicolas Guillén (1980), comparte esta evaluación, nombrando a Guillén un «poeta de síntesis».Tras la revolución de 1959 que llevó a Fidel Castro al poder, Nicolás Guillén llegó a ser considerado como el poeta nacional de Cuba. Otros países se mostraron igualmente agradecidos. Al igual que Pablo Neruda, fue galardonado con el Premio Lenin de la Paz por la Unión Soviética. Críticos literarios y otros escritores de muchos países lo nominaron para el Premio Nobel de Literatura. Su poesía, gran parte de la cual ha sido musicalizada, es cantada y recitada por personas de todo el mundo y ha sido traducida a más de treinta idiomas.

Respuestas a la Literatura

  1. Usando su biblioteca o Internet, encuentre una grabación de música de son cubano. ¿Qué escuchas en la música que te ayuda a apreciar los Motivos del Hijo de Guillén? ¿Qué elementos puedes identificar que Guillén incorporó a su obra?
  2. Algunos críticos pensaron que los poemas afrocubanos de Guillén contenían palabras e imágenes que degradaban a los cubanos negros. Basado en su lectura, ¿está de acuerdo? Por qué o por qué no? Proporcione ejemplos del trabajo del autor para apoyar su punto de vista.
  3. Comparar y contrastar los primeros poemas de Guillén con la poesía de Langston Hughes, quien tradujo la obra de Guillén al inglés. ¿Hughes se inspiró de manera similar en la música?
  4. Tras el triunfo de la insurgencia de Fidel Castro en 1959, Guillén pasó de ser un poeta revolucionario a un poeta que celebraba y defendía una revolución. ¿Qué diferencias de tono y sustancia detectas entre su escritura anterior y posterior?

EXPERIENCIA HUMANA COMÚN

Nicolás Guillén dio voz a la contribución negra a la vida cubana en su poesía. Las siguientes obras representan la voz africana en la poesía y la cultura popular del siglo XX.

Drumbeats of Kinkiness and Blackness (1937), una colección de poesía de Luis Pales Matos. El volumen de poesía más conocido del reconocido cocreador, junto con Guillén, del movimiento negrismo latinoamericano.

Antología de la Nueva Poesía Negra y Malgache en francés (1948), una antología de poesía editada por Leopold Sehar Senghor. Esta colección fue un gran avance para el movimiento negritud de habla francesa, fundado por Senghor y Aime Cesaire en París.

Orfeo Negro (1959), una película dirigida por Marcel Camus, de una obra de Vinicius de Moraes. Este ganador del Festival de Cine de Cannes ambienta el mito griego de Orfeo en Río de Janeiro durante la celebración conocida como Carnaval.

Zombie (1977), un álbum de Fela Anikulapo-Kuti y Afrika 70. Fela Kuti, la estrella de la música pop nigeriana y el llamado «presidente negro», despertó la ira de su gobierno con este ataque mordaz contra el uso indebido de la autoridad militar.

BIBLIOGRAFÍA

Libros

Coulthard, G. R. Raza y Color de la Literatura Caribeña. Londres: Oxford University Press, 1962.Ellis, Keith. Cuba’s Nicolas Guillén: Poetry and Ideology (en inglés). Toronto: University of Toronto Press, 1983.

Irish, J. A. George. Nicolas Guillén: El crecimiento de una Conciencia Revolucionaria. Nueva York: Medgar Evers College, Universidad de la Ciudad de Nueva York, 1990.

Kubayanda, Josphat B. The Poet’s Africa: Africanness in the Poetry of Nicolas Guillén and Aime Cesaire (en inglés). Nueva York: Greenwood Press, 1990.

Kutzinski, Vera M. Against the American Grain: Myth and History in William Carlos Williams, Jay Wright, and Nicolas Guillén. Baltimore: Johns Hopkins University Press, 1987.

Smart, Ian Isidore. Nicolas Guillén: Poeta Popular del Caribe. Columbia: University of Missouri Press, 1990.

White, Clement A. Decodificando la Palabra: Nicolas Guillénas Creador y Desacreditador de Mitos. Miami: Ediciones Universal, 1993.

Williams, Lorna V. Self y Sociedad en la poesía de Nicolas Guillén. Baltimore: Johns Hopkins University Press, 1982.

Publicaciones periódicas

Callaloo 10, No. 2 (Primavera de 1987): Número especial dedicado a Guillén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.